Null: el nuevo sello mexicano de música electrónica en búsqueda de sonidos únicos

Band to Watch

Behringer lanza clon del clásico TB-303 de Roland

Tech & Gadgets

SKALAR: la impactante instalación de arte digital que llega por primera vez a México

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Wendy Carlos: la mujer transgénero que revolucionó la música electrónica

30 Oct
Wendy Carlos

Switched on Bach (1968) es quizás aquel vinilo que todos nuestros padres vieron en sus casas. Si les preguntáramos, todos se acordarían de la icónica portada con un personaje vestido de Bach sentado frente a un aparato enorme que en ese entonces parecía traído de otro planeta: el sintetizador. Switched on Bach es ese álbum que ilustra un trampolín entre el pasado y lo que sería el futuro, pero poco se habla de la influencia que su autor -en ese entonces Walter Carlos; ahora Wendy Carlos– ejercería en la manera en la que hacemos y escuchamos música hoy en día.

Básicamente, todo lo que escuchamos que involucre el uso de un sintetizador no sería lo mismo sin ella, y aunque para el año 1960 ya se realizaban investigaciones sobre síntesis y máquinas que convertían el sonido en audio, Wendy Carlos en conjunto con Robert Moog superarían el ámbito de la mera experimentación y demostrarían que los sintetizadores tenían un potencial más allá de ruidos y sonidos extraterrestres: los sintetizadores ahora tendrían la capacidad de ser un instrumento musical.

Switched on Bach

Aparte de que Switched on Bach la hizo acreedora de tres premios Grammys, se podría decir que el logro más grande de este músico es colocarse la corona de una de las principales pioneras de la música electrónica. ¿Cómo lo hizo? La misma Wendy Carlos comenta que originalmente quiso estudiar física, pero por venir de una educación de bajos recursos, se dio cuenta al entrar a la Universidad de Cambridge que no tendría el nivel que ya traían muchos físicos de entrada. Wendy siempre tuvo pasión por la música y decidió hacer su carrera en eso, ya que encontró una relación intrínseca entre la música y la ciencia. En ese entonces (1960’s), contar con un laboratorio de tecnología musical en la universidad era nulo, pero encontró el nicho y sentó las bases de uno de la mano de su profesor Vladimir Ussachevsky.

Es en este medio que conoció a Robert Moog, quien apenas realizaba un prototipo de lo que sería el sintetizador Moog. El mismo Robert Moog, interesado en las funciones que podría tener su invento, llevaba el sintetizador de estudio a estudio por Nueva York para preguntar qué usos e innovaciones podría tener este pseudo instrumento. Fue por Wendy Carlos que trabajó en la sugerencia de adherir en sus instrumentos el glide: efecto de ‘desliz’ entre notas conocido en los sintetizadores.

Moog quería lograr que su sintetizador tocara las notas de una escala temperada y se percibiera como un instrumento musical más, es por eso que incluyó en su diseño un piano (Wendy Carlos lo ayudó a promocionar esta idea). Lo cierto es que para cuando salió Switched on Bach, el Moog todavía no había cumplido enteramente con este propósito. La misma Wendy Carlos expresa que las notas sonaban muertas, les faltaba tacto, dinámica y movimiento, pero simplemente hacer que las notas llegaran al tono fue producto de un trabajo exhaustivo.

Para 1979, Wendy Carlos ya había realizado soundtracks para las icónicas películas de Stanley KubrickA Clockwork Orange’ y ‘The Shinning’, y ya era reconocido en el mundo como Walter Carlos. Fue entonces cuando decidió romper otra barrera más en el medio y declarar ante la revista Rolling Stone que era transgénero. Ahora Walter se llamaría Wendy, generando un impacto positivo y abriendo camino para la formación de una comunidad LGBT dentro del ámbito musical y científico. Hay que reconocer la valentía e importancia de que esto haya sucedido en su momento, considerando que Alan Turing, genio de la computación, apenas dos décadas antes murió todavía condenado y despojado de sus créditos por ser homosexual.

¿Eres fan de bailar synth-pop y/o música electrónica? Entonces agradece la existencia de un personaje tan icónico, valiente y precursor como lo es Wendy Carlos.

Texto por: Alejandra Laveaga

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar