Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios


Shlohmo: Donde el trip hop conoce la psicodelia

17 Ene

 Shlohmo

La mayoría de las veces no se requiere de una propuesta sobreproducida para acaparar la atención del público, en ocasiones basta con apelar al sentimiento de paz y melancolía para lograr conectar con la audiencia a través de piezas tratadas a detalle con toques minimalistas. Esta es la idea principal que envuelve a Shlohmo, alías del músico Henry Laufer, el cual inició su carrera en 2009 y que ha cautivado a propios y extraños con su peculiar música.

Es poca la información que se conoce acerca de este proyecto sonoro, sin embargo su música habla por sí sola, abarcando distintos géneros musicales que van desde el trip hop hasta el ambient, añadiendo un poco de psicodelia a la mezcla, su música puede ser agresiva y potente, o bien, suave y melódica al punto de encantar el oído de quien lo escuche. Una muestra clara de esto son sus dos LP’s: “Shlomoshun Deluxe” y “Bad Vibes”, un par de trabajos contrastantes ya que en el primero de ellos podemos escuchar a un Henry Laufer retumbando las bocinas con beats muy marcados, incluso haciendo un poco de dubstep, mientras que en “Bad Vibes” nos encontramos con una faceta más relajada e incluso ambiental que nos recuerda vagamente a Brian Eno en su “Another Green World”, lo cual demuestra la versatilidad de este músico originario de Los Angeles, California.

En días pasados se dio a conocer “Later”, tema perteneciente al EP “Laid Out”, el cual estará disponible el próximo 5 de marzo, un tema que se sitúa en un punto intermedio entre lo mostrado en sus dos trabajos previos, se percibe cierto balance entre las dos facetas de este proyecto, lo cual es de agradecerse ya que nos entrega algo más sólido y consistente a lo hecho con anterioridad.

La música electrónica dejó de tratarse solamente de beats y ritmos bailables desde hace mucho tiempo, demostrando que hay mucho terreno para la experimentación y que solamente necesita de dos elementos para dar rienda suelta a esta experimentación sonora: un músico con ganas de ir más allá de convencionalismos y unos oídos dispuestos a emprender un viaje a través de sintetizadores, dejando que los ecos electrónicos del alma del artista sean los que guíen su travesía. Algo que Shlohmo sabe hacer muy bien además de transmitir sentimiento puro y genuino a través de las maquinas que le dan vida a las ideas que habitan su mente.

 

Por Frank Ramírez



Regresar