Null: el nuevo sello mexicano de música electrónica en búsqueda de sonidos únicos

Band to Watch

DJ-707M Roland Serato

DJ-707M: El nuevo controlador para todos los DJs móviles

Tech & Gadgets

SKALAR: la impactante instalación de arte digital que llega por primera vez a México

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Reseña + Fotos: UNKLE en el Auditorio Blackberry

20 Sep

Aterrizar en palabras los sucesos que conllevan la experiencia y su consecuente justificación en cuanto a los pormenores de un concierto, caen a veces en los límites de lo intangible y hasta extremos superfluos. Pero cuando se trata de una presentación que representa el regreso de un proyecto con altos grados de trascendencia estética y con una impecable trayectoria de evolución constante, las palabras solo sirven para condecorar trivialmente una velada que concluyó con tintes deslumbrantes.

Ante un repleto Auditorio Blackberry -pese a su caótica y conflictuada fecha post-puente- en espera de lo que, en propias palabras de James Lavelle, se trataba de un ”mixtape en vivo”, dio su introducción en la pantalla del escenario con la leyenda ”All Artists Are Either Cowboys or Indians”, el cual fue un completo punto de inflexión a lo que previamente habíamos visto con el quinteto alemán Thieves Like Us, quienes serán mayormente recordados por haber sido elegidos como un anecdótico acto abridor que por su malograda y desanimada ejecución.

Lavelle se presentó en el escenario junto a Steve Wetson (sintetizadores y guitarra) y el indiscutible héroe de la noche: Alex Thomas (batería), quienes en el transcurso de 22 canciones, dieron cátedra en una ejecución audiovisual de dimensiones elevadas. Con cada canción que pasaba, quedaba en claro que estábamos en presencia de un proyecto enigmático que injustificadamente ha quedado marginalizado, pudiéndose tratar de una banda con estándares de acto principal en los mejores festivales y en venues de mayor capacidad.

En gran parte, esta intimidad entre escenario y público fueron fundamentales para que la proximidad resonara a escalas magnéticas en una atmósfera repleta de baile y euforia. Comenzando con las alucinantes ”Requiem’‘, ”Chemistry” y ”Ar.Mour” (de The Road Part II y War Stories, respectivamente), llegando a las dramáticas ”Looking For The Rain”, ”Caged Bird” y el paradigmático four on the flour ”Arm’s Length”, enaltecieron el eclecticismo sonoro en la evolución de UNKLE desde sus inicios hasta hoy en día.

El enfoque en su recorrido a través de los tracks clásicos hacia un tratamiento electrónico, dieron un magnífico giro a manera de rave en ”Rabbit In Your Headlights”, la cual su efímera intensidad decayó posteriormente con la canción más pop y discrepante en la carrera de Lavelle: ”Sunrise”.

Tras la célebre ”Lonely Soul” y la aclamada ”On My Knees” -canción compuesta para el soundtrack inspirado en Roma de Alfonso Cuarón-, la fiesta comenzó en la pista de baile: tracks que engrandecieron las influencias de Lavelle –”I Feel Love” de Donna Summer– y tracks que presagiaban a un público que anhelaba por una noche interminable: con el inconfundible krautrock de ”Follow Me Down”, el inolvidable mashup de ”Sick Lullaby / Twilight”, el imponente motor rítmico en ”The Road”, y un largo etcétera.

James Lavelle y compañía demostraron con creces -de principio a fin- la magnitud enérgica con la que un concierto se ejecuta y trasciende más allá de cualquier fanatismo o expectativa. La meticulosidad en la elección de un soberbio repertorio que se fue desarrollando hacia rincones paralelamente inesperados e implícitos, redondearon una impecable presentación que se hubiera beneficiado aún más de no ser en un martes por la noche. La presentación de UNKLE queda enmarcada en el consciente de los presentes como un concierto que raya en los límites de la perfección: relevante, remarcable e imborrable. Momentos a los cuales cualquier melómano anhela en regresar.

Texto por: Diego Orozco

Fotos por: Alejandro Santos Instagram

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar