Camila Fuchs: un punto de tensión entre la experimentación, la intuición y el pop

Band to Watch

Como entrarle a GarageBand y no morir en el intento

Tech & Gadgets

Ladytron (Live) en México

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Lo mejor de 2016: voces femeninas, por Ricardo Pineda

23 Dic

ricardo-pineda

Nueve voces femeninas para despedir 2016

Por Ricardo Pineda

1.- Exploded View-Homónimo (Sacred Bones Records)

Un disco sin prisa ni pausa. A la cantante alemana-británica Anika Henderson no le tiembla la mano la exploración y el jam con personas con las que comparte afinidades de toda índole. Así, Henderson se afincó un rato en México para darle rienda suelta a sesiones libres con Martin Thulin, Hugo Quezada y Amon Melgarejo, conocidos y queridos de la escena local.

Editado bajo la Sacred Bones, el debut de Exploded View es un compendio agreste de oscuridades con ínfulas krautrockeras y de tinte no wave, hermético pero disfrutable, cochino en el mejor de los sentidos, con sus referencias bien insertadas, con el inconfundible estilo de la voz de Anika, seco y machacón. Gran disco.

2.- Jessy LanzaOh No (Hyperdub)

Si con su debut en el reputado sello Hyperdub, la cantante y productora canadiense Jessy Lanza había llamado la atención de los adeptos al synth-pop dislocado y la prensa especializada, con su segunda placa, Lanza da un paso al costado para borrar toda expectativa e incorporar todas sus inquietudes creativas que antes sólo estaban guardadas en el tintero.

Oh No es un trabajo aún más pop y etéreo que su predecesor, pero con una factura mucho más cuidado y sofisticada. Canciones con energía, cierto veneno, mística y profundidad nervioso en el mejor de los sentidos, un disco que aguanta y revela secretos conforme se va escuchando con detenimiento.

3.- Puce MaryThe Spiral (Posh Isolation)

Posh Isolation es un sello de Dinamarca que suele poner atención al talento femenino dentro del ruido, la electrónica y el ruido como pocos. Este 2016 lanza el tercer trabajo de la ruidista Puce Mary, el alias creativo de la artista afincada en Copenhague, Frederikke Hoffmeier, The Spiral, un álbum contundente, directo en la carota, con hostilidad, ruido con pelos, abigarrado pero sólido en cuanto su construcción y narrativa. Un álbum memorable, oscurote, lleno de muerte y decadencia industrial, con tintes de spoken word revestido bajo un halo de disonancias agrestes, rasguños de altos vuelos y violencia bien encaminada.

4.- Anna Homler And Steve MoshierBreadwoman & Other Tales (Rvng Intl.)

Una de las pocas reediciones del underground que son congruentes con el tiempo y que saben a novedad. Breadwoman es un álbum destacado e importante para todos aquellos que les gusta el misticismo, la poesía y la experimentación femenina en la música, rescate sonoro cortesía de ese gran sello de Brooklyn llamado Rvng Intl.

Este disco se editó en 1985 bajo el sello independiente Pharmacia Poetica de California, prácticamente desconocido a la fecha, incluso por las huestes más enteradas en la materia. Elipsis hipnotizantes, humor negro, shamanismo y altos vuelos enclaustrados en una obra que sigue sonando consistente a más de 20 años de distancia. Sin duda, una obra mayor.

5.- Elza Soares – The Woman At The End Of The World (Mais Um)

Por azares del marketing y el RP de la industria musical que aún desconocemos, de vez en cuando hay obras de calidad que se cuelan por los canales anglosajones aparentemente más ajenos, tal es el caso del más reciente disco de la leyenda de culto de samba y jazz. Elza Soares, una mujer misteriosa, directa, exótica para algunos, pero con un sello y corpus estilístico genuino que viene trabajando desde la década de los sesenta.

A sus 79 años de edad, Soares lanza uno de sus trabajos más importantes, The Woman At The End Of The World, un disco sentido, femenino y asombroso de cabo a rabo, que combina una actitud punk inteligente, con ese calor afro-brasileño que es su especialidad, tejido a mano con una producción de vuelos electrónicos chulísimos.

Soares sabe de qué lado masca la iguana popular brasileña más golpeada, y si bien su figura es un ícono respetado de la samba y el bossa en su país, la brasileña se encarga de darle vida a un álbum escalofriante, al tiempo que disfrutable y dulce al oído y al cuerpo, el cual que habla del dolor, el amor y la vida como pocas voces lo hacen actualmente. Y sí, la experiencia, la calidad y la paciencia de una mujer excepcional.

6.- Kate TempestLet Them Eat Chaos (Caroline International)

Se extrañaba una voz inglesa así de jovial, inteligente y punzante. La Tempest sigue construyendo una carrera interesante y genuina, por decir lo mismo, a través de un arte que lo mismo abreva de la literatura, el spoken word y el teatro, que del pop y el rap más atravesado.

Let Them Chaos es un disco brutal que pasó casi desapercibido por los grandes reflectores, pero que rezumba consistencia, misma que le ha ganado ya una vez la nominación para el Mercury Prize (sin ganarlo) con su antiguo combo Sound of Rum. Si bien el disco aún se pierde en la saturación de brío, ya se perciben unas tablas enormes que se pueden convertir a futuro, en una de las grandes voces de rap de Inglaterra.

7.- Angel OlsenMy Women (Jagjaguwar)

Olsen sorprendió al oído de los amantes del folk femenino de la alta tradición americana con el maravilloso debut Half Way Home (2012), inyectando buenos aires que desintoxicaban esa saturación de canciones pop disfrazadas de folk campirano sin grandes resultados.

No obstante, el sonido de Olsen ha migrado en poco tiempo hacia terrenos más pop, quizás decepcionando a sus fans del sur con sombrero de paja y palillo entre los dientes, en favor de una base de fans más convencionales. Por fortuna, eso no ha significado para nada un desacierto, y la muestra de ello es este tercer opus que contiene diez piezas genuinas, llegadoras y sí edulcoradas mas no empalagosas. El genio creativo sigue ahí, y si bien aún se percibe joven, las bases para una obra futura mayor están sentadas.

8.- Camille MandokiWe Used To Talk For Hours (Static Discos)

Este año, el sello tijuanense Static Disco lanzó uno de los discos más esperados por los seguidores de Camille Mandoki, joven voz que lleva algunos años experimentando en estilo para por fin ir aterrizando en un estilo propio sin dejar de explorar sus posibilidades creativas.

We Used To Talk For Hours es un disco que a primeras de oídas puede sonar oscuro, espectral y dolido, sin embargo también entraña canciones de cuño pop de ensueño, embrujantes, definidas y anómalamente bellas. Un trabajo refrescante para la escena local.

9.- Vanessa AmaraYou´re Welcome Here (Posh Isolation)

Vanessa Amara es una artista poco conocida pero con una calidad e ingenio creativo apabullantes, sin hacer demasiada alharaca. El tercer trabajo en solitario de esta danesa comprende drones sutiles, altamente sensitivos y mántricos. You´re Welcome Here se apoya en la teatralidad de los órganos de iglesia, para destronarlos en primer plano y convertirlos en ambientes de embrujo.

Ricardo Pineda actualmente es el responsable junto con Mauricio Orduña del programa Glaciares, el cual se transmite los jueves a las 23:00 hrs por Resistencia Modulada (Radio Unam FM), lo puedes leer también en Crash, Freim y Thump. Formó parte del core team de afterpop.tv.

 

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar