Camila Fuchs: un punto de tensión entre la experimentación, la intuición y el pop

Band to Watch

Como entrarle a GarageBand y no morir en el intento

Tech & Gadgets

Ladytron (Live) en México

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Las canciones de amor de Susanne Sundfor

12 Mar

Susanne-Sundfør

Paul McCartney cantó en alguna ocasión “algunas personas tratan de llenar el mundo con canciones tontas de amor”, una frase que a lo largo de los años ha estado repasando constantemente mi cabeza cuando me encuentro totalmente rodeado de cancioncitas románticas perfectamente desechables, de esas que incluso provocan dolor de muelas por la cantidad de melaza que contienen sus letras. Un fenómeno muy común en el mundillo del pop.

Sin embargo de vez en cuando esa intención de entregar canciones de amor termina siendo algo profundo, lleno de sinceridad y emotividad, sin ningún afán de hablar acerca del tema de manera banal y superflua. Un claro ejemplo de esto es el nuevo álbum de la cantante noruega Susanne Sundfor, titulado “Ten Love Songs”, un disco en el que Susanne abre su corazón sin necesidad de sonar melosa, sino todo lo contrario, lo hace ayudándose de piezas musicalmente agresivas, llenas de bajos poderosos y líneas melódicas muy bailables, lo cual se agradece demasiado.

sundfor

Y es que cantar acerca del amor sin sonar cursi o empalagoso es una labor verdaderamente complicada, es casi imposible no caer en ese lugar común al hacerlo y, aun así, Susanne Sundfor logra hablar del tema, de los sentimientos de dolor, de anhelo, de melancolía, sin caer en esos clichés. La mujer nuevamente nos asombra con su impresionante rango vocal, haciendo un despliegue increíble en cada uno de los 10 temas que conforman este álbum, entregando varios cortes impresionantes en los que el sello característico de Susanne logra unirse con una faceta hasta ahora poco explorada de la cantante noruega: el synthpop como tal.

Si bien es cierto que no hay desperdicio en este álbum, existen varios temas que sobresalen de manera notoria, piezas que resultan angulares para entender el sentido que domina el curso del álbum como unidad conceptual. Simplemente basta con adentrarse en la tercia de temas que da inicio a “Ten Love Songs”: “Darlings” y ese remanso de paz y tranquilidad que la voz de Susanne sabe brindar sirve como una dulce bienvenida para luego dar paso a un festín de sintetizadores y beats que resultan contagiosos y adictivos; “Accelerate” y “Fade Away” son piezas complementarias una de la otra, con lo que logra una transición exquisita que encanta al momento. Otras piezas clave de este álbum son “Memorial”, tema en el que Susanne nos entrega una de sus interpretaciones más emotivas para luego dar un último acelerón con “Delirious”, un tema que, como su propio nombre lo indica, es delirante, una oda de sintetizadores en el que la voz de Susanne va de cero a cien en menos de cinco minutos. Mención aparte merece “Slowly”, tema en el que colabora M83 y que, bajita la mano, pinta para sencillo en un futuro.

En resumen, “Ten Love Songs” es uno de esos álbumes que son plenamente disfrutables, ya sea estando inmerso en ese sentimiento embriagador de enamoramiento, o en medio del desencanto romántico. Musicalmente hablando, este quizás sea el álbum más accesible de Susanne pero, a la vez, es probablemente el más sólido y contundente que ha hecho en su carrera. Si todas las canciones de amor fueran así, inteligentes, emotivas y bien logradas, definitivamente sería un mundo mejor porque, definitivamente, hablar de amor no debe ser sinónimo de tonterías.

Por Frank Ramírez

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar