Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios

La enorme TV de White Lies: la tercera es la vencida

12 Sep
White-Lies
Previa

Las modas van y vienen de manera veloz, parece que fue ayer cuando los escaparates estaban repletos de propuestas denominadas “indie”, bandas con guitarras alegres y actitud desenfadada que poco si no es que nada tenían que ver con el auténtico espíritu independiente. Al lado de estos grupos con un sonido danzarín, se encontraban un montón de conjuntos que parecían haber echado un vistazo a la colección de papá para encontrarse con el sonido de viejas leyendas musicales que hasta entonces solían ser de culto… quizá la más explotada fue Joy Division, una banda a la que agrupaciones modernas le deben mucho de su éxito y reconocimiento. Ejemplo de esto son propuestas como las de Interpol, Editors y White Lies, sin embargo el tiempo es un cruel verdugo que pone todo en su lugar: algunas bandas supieron subsistir y mutar, mientras que otras se quedaron en el camino.

La suerte y la inspiración ha estado con White Lies, quienes hace seis años debutaron con su espléndido “To Lose My Life” y en este 2013 nos entregan su tercera placa a la cual bautizaron “Big TV”, un trabajo mucho más afortunado que “Ritual”, un disco que, si bien no fue malo, tampoco obtuvo la aceptación que se esperaba.

En “Big TV” se puede escuchar a un White Lies mucho más maduro, los ecos de Joy Division siguen ahí pero en esta ocasión es la personalidad del grupo la que inclina más la balanza de este tercer disco. La voz de Henry McVeigh suena menos lúgubre, lo cual hace que descubramos nuevas tesituras en su interpretación y eso se puede notar en temas como “First Time Caller” o “There Goes Our Love Again”, los primeros dos sencillos de este material discográfico que vuelve a encaminar al grupo por el sendero correcto.

Una particularidad de este “Big TV” es que el uso de violines y líneas melódicas es mayor, lo que hace de este trabajo un material menos complicado y más fácil de comprender con pocas veces de ser escuchado, factor que hace de este tercer plato un álbum que logra conectar desde un inicio con temas memorables como “Getting Even”  y la misma “Big TV”, siendo el primero uno de los cortes clave de este disco y que muestra claramente el perfil de este LP: un disco refinado y libre de esa presión por superar o igualar lo hecho con el primer material, cumpliendo de nuevo la dichosa maldición del segundo disco y la confirmación con el tercero.

En resumen, “Big TV” es un trabajo que deja satisfechos tanto a viejos conocedores del grupo como a recién iniciados, todos los factores que hicieron de White Lies un grupo destacado en el lejano año de 2007 siguen ahí, con la diferencia de que la banda ha sabido dejar un poco atrás los ecos de un movimiento que podríamos dar por muerto en este 2013 como el indie, dotando a su obra de la personalidad única de White Lies y desmarcándose de propuestas contemporáneas como las anteriormente señaladas. “Big TV” es pues, la reafirmación y reivindicación de White Lies, algo sumamente grato que nos demuestra que hay vida después del indie y que no siempre se puede vivir de los ecos de bandas antiguas. Las modas van y vienen pero el estilo es eterno y al parecer White Lies ha encontrado el suyo.

Por: Frank Ramírez / @Franz_Ramz

[fbcomments]

Regresar