Escucha Fall Season, EP debut de Digitalita: El dream pop hecho para esta estación

Artists to Watch

Crusher ANC de Skullcandy: No solo se oyen, también se sienten!

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios


Kings of León- “The Early Vinyl” ó La cápsula del tiempo por Arturo Tranquilino

11 Abr

“Low and behold things are killing me
silly expectations of a dream
girls are gonna love the way I toss my hair
boys are gonna hate the way I seem…
… At least there’s a record that I love to play,
Dreaming about a place I’ll never see

“Day old blues”, Kings Of Leon

29 de julio de 2011. Texas. Cientos de fans llenan el aire de gritos, sudor, cerveza y uno que otro estupefaciente. El campo de batalla esta listo para recibir a sus héroes y creadores de nuevos himnos como “Use somebody” o “Sex on fire”. Los hermanos Followill hacen su gloriosa entrada y los gritos de los fans retumban en el escenario. El show da comienzo pero algo está mal. Caleb detiene el espectáculo a los 45 minutos de haber empezado. “ Mi voz está 100 por ciento mal…lo siento ¿Saben que? Voy a beber una cerveza, voy a beber un tequila y pasarla bien. Y que conste que no estoy borracho, solo tengo mucho calor”. Después de haber dicho estas palabras el líder de la banda bajó del escenario en total estado de ebriedad y no regresó a tocar. El show terminó y el resto de la gira fue cancelada. El éxito descomunal del grupo ejerció demasiada presión sobre los hombros de sus integrantes. La música dejó de fluir y lo único que importaba era seguir con un tren de trabajo excesivamente demandante. Los Kings of Leon entraron en receso. La emoción fue ahogada con alcohol. La inocencia se perdió y la banda dejó de tocar.

cabel
Todo artista tiene un motor interno que hace que sin importar lo duro del camino pueda seguir adelante con la única satisfacción de subirse a un escenario y simplemente tocar. Es el hambre que hay en las bandas componiendo canciones y ensayándolas miles de veces. Es el salir de gira en una camioneta destartalada sin recibir pago alguno o éxito inmediato. Es el hambre que hay detrás de cientos de demos repartidos afuera de la primera tocada con CD quemado y arte pintado a mano. Es la libertad que da el no tener nada que perder. Al principio todos los músicos tienen furia y hambre por ser escuchados, por que si quieren abrirse paso dentro de un océano de artistas que luchan por ganarse un espacio en la historia del rock n roll tienen que ser capaces de todo por su música. Y es justo este embriagante momento el que queda plasmado en el Boxset de los Kings of Leon, “THE EARLY VINYL – LIMITED EDITION”.
Olviden todo lo que saben de esta banda. Olvídense de que hoy en día es considerada una de las mejores agrupaciones de rock del planeta. Olvídense de sus pantalones apretados y sus fotos en la “Esquire”. Olvídense de que sus canciones son tocadas en todos lados y que en los Grammys del 2010 ganaron el premio a mejor banda en la categoría de acto de rock por un dúo o grupo y mejor canción de rock. Y regresemos con los hermanos Followill 10 años en el pasado para sentir el humo de la mariguana que flotaba en el aire del sótano de casa de su madre mientras 4 adolescentes componían canciones como “Molly’s Chambers”, “California Waiting”, “Wicker Chair”, and “Holy Roller Novocaine” sin imaginarse que estas los llevarían a dar la vuelta al mundo. Escuchemos la furia en cada guitarrazo. Regresemos en el tiempo a ese momento en que la banda lejos del éxito descomunal y sus consecuencias se desvivían track por track de cada uno de sus discos.
Destapen el Boxset y siéntense a disfrutar esta capsula del tiempo que registra los primeros años de la banda. Escuchen la furia sureña de Youth & Youngmanhood en vinyl y sientan como su mezcla de rock sureño y garage irrumpió sorpresivamente la lista del Billboard que estaba infestada de Hip Hop blanqueado y Pop maga sexualizado para poner a todo el mundo a bailar rock and roll otra vez. Sientan la búsqueda de un sonido mas grande que llenara los pulmones de sus fans al cantar sus canciones en las arenas del mundo abriéndole a actos como Pearl Jam, U2, y Bob Dylan con el arriesgado segundo lanzamiento de la banda; Aha Shake Heartbreak. Y sientan la inocencia y los nervios de su tercer disco Because of the times. Muevan los pies e intoxíquense del sueño de una banda en sus primeros años. Sientan el hambre. Sientan la furia. Vivan la libertad.

kings
10 años han pasado y esta banda compuesta de hermanos de una clásica familia conservadora estadounidense se prepara para lanzar su nuevo disco “Mechanical Bull” y demostrarle al mundo que no son una banda de solo caras bonitas y que tiene en su sangre todavía esa furia y esa hambre que los hizo retar al mundo con su música en un principio. Esperemos que así sea y que las bocinas sigan ambientando fiestas con las canciones de los Kings Of Leon. Así que háganse un favor, compren este boxset, inviten a sus amigos a su casa, dejen caer la aguja en el vinyl, beban varias cervezas y pónganse a bailar toda la noche. Destapen esta capsula del tiempo y dejen que la música los rejuvenezca y los llene de esa sensación de libertad total que solo la música de una banda hambrienta y sin tener nada que perder les puede dar.

Por: Arturo Tranquilino /  @ArturoTranquili

¡Aprovecha el RSD de Música en Vinyl este 19 de abril para hacer esta adquicisión!

musica



Regresar