Camila Fuchs: un punto de tensión entre la experimentación, la intuición y el pop

Band to Watch

Como entrarle a GarageBand y no morir en el intento

Tech & Gadgets

Ladytron (Live) en México

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Kawabata Makoto en México

11 Mar

 

fifteen-questions-interview-kawabata-makoto-mainliner-590

Kawabata Makoto es una leyenda de la música psicodélica japonesa. Nacido en Osaka, es el fundador del legendario colectivo Acid Mother Temple. Activo desde 1976, es guitarrista, violinista, compositor y líder de varios importantes agrupaciones de su natal.

Kawabata se presentara este próximo miércoles 18 de marzo en el Teatro de la Ciudad de Esperanza Iris, por Otoño en Hiroshima, a continuación una excelente entrevista:

kawabatamakoto

Acid Mothers Temple Soul Collective. Así es el nombre que engloba todo el concepto de los Acid Mothers, como su nombre lo indica, una de las bandas más ácidas de su generación. La historia cuenta que varios de los músicos involucrados se conocen desde la infancia y adolescencia en diversas modalidades de la explosiva música underground japonesa. Un buen día, su líder Kawabata Makoto decidió formar algo nuevo y en los años noventa, creó el proyecto Acid Mothers Temple. Pocos sabrían que esta hiperactividad musical daría lugar a cientos de grabaciones y giras bajo una infinidad de alineaciones y nombres derivados. Al poco tiempo Acid Mothers Temple se volvió un colectivo con más de cien discos en su haber.

Aún recuerdo con gusto la primera vez que los vi en vivo. Traían el Japanese New Music Festival a México y presentaban 7 proyectos con apoyo del entonces Voodoo Jazz. Fue una experiencia increíble que no sólo me hizo descubrir tremenda música local, sino también entender las posibilidades de estos músicos en el escenario. Un tiempo después, tuve chance de volverlos a ver en el Austin Pysch Festy me parecieron aún más impactantes. Para añadir a la leyenda: tocaban en el mismo escenario que Simeon Coxe de Silver Apples y lo invitaron a colaborar en un jam de sintetizadores extremos.

Fue en el marco de ese festival que tuve la oportunidad de entrevistar a su fundador, Kawabata Makoto. Aquí una plática con este genio detrás de la guitarra, remembrando vagas memorias, recuerdos de colaboraciones, giras, algunos caminos psíquicos y abstractos… Hasta historietas y algunas cintas perdidas.

acid_mothers_temple-1024x576

Biz: ¿Cuántos nombres ha tenido el Acid Mothers Soul Collective? ¿Puedes cuantificar un poco el numeroso legado de Acid Mothers Temple?

Kawabata Makoto: Demasiadas personas, demasiados nombres. No puedo ni recordarlo, porque quizá se me olvidarían algunos. No quiero ser irrespetuoso, por lo que no puedo ni decir los nombres. No puedo contar tampoco. Sé que tenemos más de 100 discos, pero no los puedo contar. Tú cuéntalos.

Biz: Actualmente está Tabata Mitsuru de Boredoms en la alineación, ¿desde cuándo está en la banda?

Kawabata Makoto: El se unió a esta encarnación el año pasado. Aunque la verdad es que lo conocemos y tocamos juntos desde los 17 años. Algo pasó recientemente que decidimos que era tiempo de unirlo.

Biz: Siempre han tenido una conexión y un espíritu de colaboración. ¿Cuándo empezaron? ¿Aún presentan varias bandas dentro del mismo show?

Kawabata: Empezamos en 1995. Y si te refieres al Japanese New Music Festival, a veces giramos aún así. Aunque no hacemos tanto ese tipo de shows extremos, quizá un tour cada dos años o algún aproximado así.

Biz: ¿Es cierto que colaboraste con un cineasta mexicano?

Kawabata: No lo puedo recordar. Ah, no, espera… El del misticismo. ¡Sí! Una vez recibí un mensaje suyo, muy simpático. Me escribió y me pidió si podía hacer un poco de música para él y una de sus películas. Y accedí. Sí, a veces me piden música y me aviento. Supongo que por eso tengo tantos discos. [Risas]

 

Biz: En la noche del Pysch Fest, colaboraste con otra leyenda, de Silver Apples, inventor de un sonido pero con quien además se cree que has grabado. ¿Qué nos puedes contar al respecto?

Kawabata: Así es… Simeon me lo pidió. Una vez me escribió para que nos contactáramos y fue genial. Ya tiene algunos años, a decir verdad. Pero una vez que me contactó, organizamos una sesión de grabación en el estudio. Si, ya tiene tiempo… Y, ¿qué crees? Nos pusimos a grabar y Simeon se aventó tres discos. Tres álbumes en total. Y de pronto… desaparecieron las cintas. Y tuvimos que recapitular, con tiempo… Hasta que aparecieron las cintas de la grabación justo en esta ocasión que estamos compartiendo escenario. ¡Acabamos de recuperar la grabación!

Así que finalmente lo encontramos: a él, la cinta… no sólo su sello.. Aunque tiene un sello. Pero finalmente, estos días encontramos la grabación y veremos qué pasa con ella. Todo esto es un honor, pues siempre fui muy fan de Silver Apples y un día él nos pidió colaborar. No podía decirle que no.

Biz: De estas historias lisérgicas, hay psicodelia explícita y ustedes. ¿Crees que esta música crea experiencias mágicas con el público?

Kawabata: Hablando de psicodelia pura, creo que el término en su más pura expresión es un asunto del pasado. Pues en los viejos tiempos, la psicodelia era algo real y muy grande. Para mi, ahorita sólo estamos viviendo una especie de resucitación de esas épocas. Por supuesto que mi música es música de viaje, pero la psicodelia actual tiene más que ver con una antigua era. Pienso que nunca será lo mismo como en los tiempos originales del LSD. Pero ahora hay mucha información, la gente sabe todo. La música es distinta y los tiempos han cambiado.

Biz: Sigue habiendo puertas de percepción que son abiertas.

Kawabata: Sí, pero también podría ser una tendencia. Yo lo compararía con el punk, que originalmente era una cosa muy emocional y real. Poco tiempo después, se volvió una moda. Creo que así lo veo un poco ahora, aunque respeto mucho la forma en la que la gente se involucra con estas cosas. Incluso yo mismo, lo reconozco. No viví la época psicodélica original. En los años ’60, yo era sólo un niño. No me tocó vivir la generación psicodélica original. No tengo experiencias muy vívidas vinculadas con el movimiento original.

Biz: El punk original fue eso, lo mismo la psicodelia. Pero los Acid Mothers Temple llegan a una culminación a fines de los noventa.

Kawabata: Eso es cierto y nosotros tenemos nuestra propia historia dentro del mundo psicodélico. Claro que jugamos nuestra parte en revivir esto, pues nosotros queríamos saber qué se había vivido en esa época. Así que creamos las experiencias por nosotros mismos y eso, sin duda, nos llevó al siguiente paso, a dar nuestros avances para revivir esto. Si la gente lo encuentra interesante, qué mejor. La gente puede tomar drogas si quieren, lo pueden disfrutar incluso, pero… las drogas por si solas nunca han sido la respuesta. Sólo han sido una pista.

Si realmente quieres llegar a las respuestas, necesitas ir sin drogas. Tienes que ir al siguiente paso. la gente quiere disfrutar la música con drogas, no hay problema. O con alcohol como a veces yo lo hago, son libres. Al final es su elección.

acidmotherstemple

Biz: Ustedes parecieran estar llenos de estas pistas como una gran experiencia que sin drogas puede mostar un gran camino. ¿Creen que esto los pone en alguna postura?

Kawabata: Seguro que sí, aunque no le damos tanta importancia a lo político. Por supuesto que yo tengo una postura y la creo firmemente, pero procuro no expresarlo directamente. Prefiero que la música hable por si sola y que pueda ser compartida por cualquier persona. Prefiero no ponerle un mensaje político particular para que pueda ser asimilada de diferente forma. Aunque a veces hay relación, como el asunto y campaña de NO NUKES que se vuelve altruísta en contra del armamento nuclear.

Biz: ¿Cómo Ryuichi Sakamoto?

Kawabata: Exacto. Hay quiénes ven así la música, relacionada con un mensaje anti-nuclear. Pero yo prefiero no ponerle ese tipo de mensaje, personalmente. Prefiero que se comunique de otras maneras, más allá de las palabras. Para mi, la música debe ser sólo música.

Biz: Tiene sentido, pues creo que nunca he sabido de una banda que tenga tantos discos como Acid Mothers Temple. Quizá Omar Rodriguez o Merzbow, pero no sé… Ustedes van en los cientos. ¿No se comunicaría ahí una hiperproductividad a quiénes se toman mucho tiempo haciendo un disco?

Kawabata: Sí, pero no es un mensaje como tal. Yo obtengo mis sonidos del cosmos y creo mi música. Así es que a veces la grabo y es lanzada muy rápidamente. Pero es algo que tiene que ver más con grabar, construir un show y ese es mi asunto. No tengo un mensaje, es algo más de la intuición y del alma.

Biz: Si te pidiera que me recomendaras tu libro favorito, ¿cuál sería?

Kawabata: Es difícil, aunque te podría decir un cómic. ¡Sí! Tengo algunos favoritos, muy clásicos de la onda japonesa de los ’60… Tienen que ver con los ninjas pero no como se les conoce comúnmente. Ellos son duros, tienen reglas fuertes y si tienen tabús, tienen que ser asesinados. Así que a su vez por eso escapan. Me apasionan esas historias, se me hacen increíbles. Y hay asuntos así en Japón, también con los Samurai, que son la jerarquía más alta dentro de los guerreros con estas misiones. Dentro de esas diferencias de jerarquías llega a haber diferencias casi clasistas. Hay eso en todas las culturas. Y mis cómics favoritos han hablado de estas cosas. Es el verdadero espíritu de esa tradición.

Biz: ¿Tienes otros creadores favoritos, en cine o música?

Kawabata: GEZAN.

 

Kawabata Makoto

Miércoles 18 de marzo

20:30 Hrs.

Teatro de la Ciudad Esperanza Iris,

México D.F.

Venta de Boletos: $150.00//$250.00

La entrevista fue publicada previamente en Hiroshima por Biz 

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar