Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios


Justice: la amalgama perfecta del rock y el electro

19 May

Al pensar en música electrónica siempre nos vienen a la mente dos naciones, las cuales han sido fundamentales en la historia del género musical: Alemania y Francia. De este par de naciones han surgido grandes talentos que han marcado un antes y después en el medio, han hecho una especie de escuela que posteriormente músicos jóvenes han sabido adaptar a tiempos modernos, e incluso, han sabido mezclar con otras corrientes musicales.

34

Gaspard Augé y Xavier de Rosnay son un par de músicos que pertenecen a esta categoría, la cruz de su parroquia es innegable, todos sabemos que Justice le debe a Daft Punk gran parte de su sonido. Sin embargo, la gran diferencia radica en la vena rockera que sobresale en la obra de Justice, algo en lo que ellos se pintan solos, solo basta con escuchar “New Lands” y su parte intermedia plagada de riffs galopantes con ecos de la década de los 70 para percatarnos de que estamos frente a un dueto que ha sabido hacerse de un sonido propio, mezclando géneros que años atrás parecían totalmente opuestos.

justice-access-all-arenas-stream

Esta vena rockera es ahora su mejor arma, lo que queda claro una vez que comienza a sonar “Access All Arenas”, el segundo disco en directo de Justice y que corresponde a su gira promocional para “Audio, Video, Disco”. Un directo potente, agresivo y hasta cierto punto desafiante, a momentos nos da la impresión de estar presenciando un concierto de Rock cuando en realidad son dos sujetos detrás de las consolas, mezclando material viejo con lo más nuevo de una manera increíble, llevando al éxtasis al público mientras parecen decididos a hacer pedazos las bocinas, haciendo uso de distorsiones y beats contundentes, lo cual se ha convertido en el sello de la casa, una patente de Gaspard y Xavier que ha sabido quitarse de poco en poco la sombra de otros actos parisinos y que ahora goza de gran éxito y reconocimiento mundial.

“Access All Arenas” sirve también para demostrar que en estos tiempos, el Rock y la música electrónica están íntimamente conectados y Justice ha sabido sacar provecho de esto, echando mano de influencias de los 70, de ese Rock con raíces negras que le debe mucho de su éxito al Blues del Delta del río Mississippi,  y que ahora en 2013 ha sido recordado por varios exponentes de la música electrónica con resultados distintos (quizás el más claro ejemplo de lo anterior sea el “Delta Machine” de Depeche Mode). Mientras que otros duetos electrónicos deciden voltear a la onda disco y desempolvar sus trajes de lentejuela y zapatos de plataforma, Justice ha abrazado de manera abierta la esencia rockera de mediados de los 70: los riffs de Judas Priest, las baterías bien marcadas de Led Zeppelin o las guitarras densas de Black Sabbath son solo algunos componentes que ahora Justice ha sabido adaptar y sintetizar en su música y que son ahora una de sus fortalezas en sus presentaciones alrededor del mundo.

Justice es un acto electrónico que merece la atención del público, un acto que ha sabido darse sus pausas y armar con calma sus producciones, un acto que sin hacer mucho escándalo se ha apropiado de un buen número de seguidores y que con apenas dos entregas ha demostrado ser multifacético y camaleónico sin perder su esencia, al mismo tiempo que amplían su gama sonora, lo que deja ver esas ganas de explorar otros terrenos sin temor a equivocarse, sin prometerle nada a su público más que música genuina, salida de sus corazones con la intensión de hacer vibrar a quien la escuche, un cometido que han cumplido en este “All Access Arenas” y que ha quedado grabado para la posterioridad.

 


Por Frank Ramírez

 

 

 



Regresar