Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios


Entrevista: Timmy and The Monsters

18 Abr

timmy

 

Timmy and The Monsters es una banda mexicana de Horror Pop conformada por Alán Santos y Leonardo Kin. Con un nuevo EP bajo el brazo y una presentación en el Danger Beats Festival, este dúo electrónico nos concede una entrevista en la que nos cuentan su historia, cómo hacen sus canciones y la dinámica que tienen como banda.

Rockets: ¿Cómo se conocieron?

Kin: Somos amigos desde la prepa, y desde que nos conocimos, existió un interés por hacer música. Los dos éramos músicos; Alán ya utilizaba software: hacía sonidos con su computadora y le gustaba bastante la música electrónica. Desde que nos conocimos, empezamos a hacer cosas. Estuvimos en montones de proyectos…

Alán: Hicimos muchos proyectos. En ese entonces, teníamos 15 y 16 años. Teníamos muchos proyectos como hobby.  Después de varios años y de varios proyectos que tuvimos en ese lapso, nos dimos cuenta de que  podíamos y queríamos hacer algo en serio. Kin empezó el proyecto de Timmy and the Monsters solo; fueron canciones que el compuso. Como ya habíamos hecho muchas cosas juntos, yo empecé a ayudarle más a grabar y en la parte técnica

Kin: Sí, Alán me ayudó con la producción del primer disco, y cuando empezó la onda de tocarlo en vivo, ya fue que se integró más; el Phantasmagoria lo produjo él; este último disco ya fue una composición de los dos.

Alán: El último EP, que ya va a salir, lo trabajamos, en conjunto, jammeando en el ensayo; el siguiente disco va a ser todavía más integrado.

Rockets: ¿Y cómo es que lograron esa unión entre ustedes? Porque en el último sencillo se escucha como si fuera el trabajo de una sola fuerza.

Alán: Sí, pues fue gradual

Kin: Sí, pues es que fue bien gradual: en el disco pasado, yo tenía las maquetas y las empezamos a trabajar juntos; en este EP lo que cambió fue que, el año pasado, estuvimos tocando y ensayando un montón; las canciones salieron de esos ensayos que hacíamos para las tocadas: por eso se escucha más junto, porque empezamos a probar ideas y tocar y, poco a poco, se fue moldeando en canciones; y decidimos hacer un EP con esas canciones.

Alán: De hecho, la versión que quedó de Nightime en el disco es la más apegada a la original, a la primera maqueta; incluso intentamos hacer una versión totalmente diferente: habíamos cambiado totalmente la canción y al final dijimos: “no funciona”. Nos dimos el lujo de destrozarla y de cortarla para ver qué salía y nos dimos cuenta de que nos gustaba más la pasasda… y regresamos. No tuvimos prejuicios decidimos terminarlo: dijimos vamos a intentarlo… y al final, quedó ese track y creo que fue una buena decisión.

Kin: Sí… Intentamos hacer una versión más electronica, con más punchis, pero a final ya no tuvimos tanto tiempo y decidimos regresar a dónde ya estabamos. Y está bien porque los remixes cumplen esa función; está padre porque así ya tienes dos versiones de la canción y están bien padres los remixes que nos hicieron.

Rockets: ¿Qué cosas detonan su creatividad?

Kin: Pues no sé… es que es bien diferente… a veces te encuentras algo… o por ejemplo, estoy tocando algo y me gusta una idea y la agarro y digo, ¡ah, esta está buena! O, a veces, se me ocurren cosas y las grabo en el celular… Creo que pasa no’más así: de pronto te llega…

No sé… Supongo que los dos tocamos mucho y hacemos cosas todo el tiempo, pero no todo te gusta; hay momentos en los que sabes que estás con una buena idea  y dices ¡ah, está bueno,  lo voy a guardar para después! y, cuando ya tienes la idea, te agarras de ahí y la empiezas a desarrollar.

Rockets:  Y en el tema de las películas… leí en otros lugares que ustedes son muy fans de las películas de terror… hay ocaciones en las que la gente musicaliza alguna película muda.  ¿qué película les gustaría musicalizar?

Alán: Nosferatu (Risas)

Kin: O La Noche de los muertos vivientes (Risas)… Sí hay inspiración, en cuanto a la tensión que tienen las películas de terror y  sus imágenes. Yo sí siento que la música que hacemos sí es dramática, en cierto sentido; de alguna manera, es visual, porque sí te imaginas cosas. Siempre hemos dicho que el disco pasado, Phantasmagoria, estuvo muy inspirado por Blade Runner: por los guerreros y todo eso… La música de ese tipo, y en general, los 80 pero que tiene como una cualidad…

Alán: Lo que ahora es el retrofuturismo.

Kin: Ajá, exacto

Alán: Que es cómo veían el futuro en los 80 ahí… y como que trataron de condensarlo en ciertos sonidos: lo que les parecía del futuro, en ese entonces, eran los sintetizadores. El primer disco lo hicimos, casi todo, con un sintetizador de los 80; sí tiene mucho ese sonido… que está raro, porque mucha gente nos decía que les recuerda cosas ochenteras, que indirectamente están ahí; que a lo mejor no lo pensamos así directamente pero nos dicen ¡ah, órale, esto me suena como a Prince! (Risas) o a ciertas cosas, como New Order… y pues sí suena nuevo pero al mismo tiempo si tiene algo nostálgico.

Kin: Y sí… con respecto a lo que decías de las películas… por que sí… sé que esa información está ahí… (Risas) y sí, inicialmente esa es la descripción que había y creo que eso permanece a través de la música y de las atmósferas que tenemos, más que en las letras.

Alán: Sí, porque en las atmósferas y este sentido de cierta obscuridad, cierto misterio… pero musicalmente hablando.

Rockets: ¿Cuáles son tus influencias musicales más grandes?

Kin: Es bien variado…

Alán: Para mí, por ejemplo: Radiohead… que es bien raro… siempre la digo por respeto, ya que, puede que no tenga que ver mucho con lo que hago o con lo que estamos haciendo, pero si hay ciertas cosas de la lírica y de cómo trabajan las partes de sus canciones que sí me gusta mucho. También Four Tet, Röyksopp…

Kin: Me empezó a gustar mucho la gente que hacía música electrónica pero que no era sólo para bailar. Y creo que respeto mucho a esa gente que usaba los recursos electrónicos para hacer canciones. Eso me gusta mucho porque siento que es como lo que hacemos; al final sí es bailable y sí tiene momentos que se prestan para eso, pero en general, tratamos de hacer canciones como con estructuras y tratamos de verlo así… Ratatat me gusta un chingo… me gustó mucho tiempo. Ahorita, ya no han hecho mucho… y me gustaba justo eso: que desarrollaban ideas a través de recursos electrónicos y hip hop y cosas así…

Rockets: Mencionaban antes que les gustaba tocar desde muy chavos ¿A qué edad empezaron?

Kin: Yo empecé más o menos como a los 15

Rockets: ¿Y cuál era tu instrumento?

Kin: Empecé a tocar el bajo, y luego, a tomar clases; me fui metiendo, cada vez más, en cuestiones musicales teóricas; después, me empezó a gustar más el piano y la armonía:  empecé a componer; siempre me gustó: me gustaba mucho cantar y escuchar canciones como tal;  hasta que mepecé a estudiar, y estudiar; dije: “quiero hacer esto bien”.

Alán: Yo empecé como a los 6 a estudiar música y a los 16 dejé de estudiar; fue justo a los 16 que empecé a hacer música, que empecé a componer más cosas.

Rockets: Suele pasar…

Alán: Sí. Toda esa etapa de chiquito fue como muy académica, estudiaba en la Nacional de Música;  después de un rato dije:  “bueno, puedo hacer cosas sin estar pensándolo, más intuitivamente”; así que, empecé a intentar hacer cosas con ciertos softwares de computadora…

Rockets: ¿Tus papás son músicos?

Alán: No, pero todo mis hermanos sí… (Risas)

Rockets: ¿Tus hermanos tienen el mismo rubro de música que tú o se quedaron en la academia?

Alán: Tengo 3 hermanos y 2 siguieron haciendo música clásica, de hecho están haciendo el Conservatorio. Yo fui el que se salió y  y empecé a hacer cosas más populares

Rockets: Te hiciste rebelde (Risas)

Kin: El Moderno (Risas)

Alán: Sí, pues ellos siguieron estudiando académicamente y yo decidí  que no quería eso… no quería ser intérprete.

Rockets: ¿Y qué estudiabas en la Nacional?

Alán: Estudié percusiones; después, me clavé más en los teclados: con  la marimba y el vibráfono; eso me llevó a tocar más piano. Se me hizo un poco más natural toda esa parte rítmica de la computadora.

Rockets: ¿Qué les gustaba hacer de chiquitos… a parte de tocar?

¿Con qué se divertían? Pregunto esto porque su música es contemplativa pero tiene partes muy lúdicas; entonces, me interesa saber esa parte…

Alán: Pues yo sí era de los que jugaba con muñequitos y me inventaba historias. (Risas) Me gustaba coleccionar carritos… (Risas)

Kin: Sí, está chistoso… A mí me gustaba dibujar mucho; de hecho, cuando era niño, pensé que iba a estudiar algo que tuviera que ver con eso; dibujé hasta la prepa y lo abandoné completamente. Me acuerdo que de niño me gustaban mucho las canciones y, según yo, hacía canciones; me acuerdo que agarraba estuches de colores (Risas) y hacía baterías y así… luego, sí me inventaba canciones… y estuvo chistoso porque cuando empecé a tocar el bajo, y como que me gustaba más el jazz y el rock y así, y como a los 19 dije ¡ah, quiero hacer canciones! porque siempre me habían gustado, pero como que nunca lo había hecho; fue hasta grande que retomé esa idea de hacer canciones y cantar, que siempre estuvo ahí…

Rockets: Es interesante que los dos tengan ese background infantil de crear sus propias narrativas (Risas) porque sí se nota… Sí es algo que tienen en su música

Alán: Ay, qué chido

Rockets: Narración

Kin: Pues es la idea… mejorar

Alán: Sí la idea es esa… Nosotros tenemos mucho esto que platicamos: a veces uno se pregunta ¿lo estoy haciendo bien?  y lo chido, justo es eso,  que intentamos ser narrativos en los dos aspectos: no nada más en la letra, sino que la música también tenga una narrativa.

Kin: Sí hay un esfuerzo porque cada vez sea mejor todo… eso sí… cada vez que hacemos un disco, sí ponemos todo y tratamos de hacer algo mejor de lo que hicimos la vez pasada y eso espero que se note… no sólo en la composición de las canciones, sino en el sonido, los instrumentos que usamos y, en general, la dirección hacia dónde vamos, pues, musicalmente, sí intentamos que sea cada vez mejor, y que se note. Esperamos que sí se logre.

Rockets: Pues sí se notó la evolución de las primeras canciones a Nightmare sí hay muchas. Y pues no me queda más que agradecerles por su tiempo y por esta linda entrevista.

Ciertamente, estos muchachos están evolucionando a pasos agigantados y su EP Nightmare es muestra de ello. Les dejo el track “Nighttime”, por si aún no lo escuchan:

por @Readymaid



Regresar