Null: el nuevo sello mexicano de música electrónica en búsqueda de sonidos únicos

Band to Watch

Behringer lanza clon del clásico TB-303 de Roland

Tech & Gadgets

SKALAR: la impactante instalación de arte digital que llega por primera vez a México

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Entrevista a Nick Zinner

15 Mar

Entrevista a un pequeño vampiro.
Por Melissa Moncada, Michelle Uribe y Emiliana Perdomo

Nick Zinner, guitarrista de los YYY’s, es también fotógrafo de trayectoria muy reconocida, y vampiro de bolsillo. Es un tipo taciturno, más bien callado, extremadamente amable a pesar de que es muy evidente que no soporta mucho tiempo los reflectores. Vino a México de mano de la productora Doble A y trae consigo una colección de 34 fotografías inéditas. Conocerlo fue muy agradable, y su obra habla por si misma: una serie de fotografías desde un ángulo como de quien observa el escenario completo y luego, agazapado, va narrando una historia a través de tomas inmediatas. Michelle Tournier, en “El crepúsculo de las máscaras”, un libro donde el escritor francés reseña una serie de fotógrafos clásicos, dice que existen dos tipos de los mismos: los que capturan la eternidad y los que tiran y tiran película de manera visceral. Zinner pertenece más a los segundos, aunque en plática con el nos explicó que lo suyo es más una labor documental.

Yo estaba en el lobby del hotel, esperando a Mel, cuando frente a mi un hombre pálido y más bien pequeño tomó su cámara y apuntó en mi dirección. Me voltee de inmediato, no me gusta mucho que me tomen fotos y entonces reaccioné: era Nick, que había bajado a dar una vuelta antes de que comenzara la ronda de entrevistas. Me giré para saludarlo pero estaba muy concentrado revisando sus tomas, me giré de nuevo para buscar a mi amiga y al regresar ya no estaba. Su usuario en Instagram es @little_vampire, y pocas personas pueden adoptar completamente un sobrenombre así: Zinner no es muy alto, es muy delgado, más blanco que una hoja de papel y, por supuesto, va vestido de negro de pies a cabeza. La entrevista estaba planeada para suceder en la terraza, pero el veraniego sol tropical de nuestro país era demasiado fuerte para Nick, así que nos refugiamos en una salita para las preguntas. Bañistas impertinentes y con trajes descoloridos se paseaban por el pasillo rumbo a la alberca, los recuerdo porque los chanclazos de su caminar eran 10 veces más audibles que la voz de Zinner, quien nos advirtió que pusiéramos la grabadora de su lado o no íbamos a registrar nada de su voz baja. Es un tipo agradable; aunque ya estaba cansado, contestó nuestras preguntas e incluso se río un poco de lo que platicamos. Aquí la transcripción completa de la entrevista:

Mel: Me gustaría saber qué piensas sobre lo que provoca una foto. Hay imágenes que generan felicidad o quietud. ¿Crees que hay fotos que nos den ansiedad o miedo?

NZ: Creo que tú sola respondiste la pregunta. Eso es algo increíble de las imágenes; la fotografía y las fotografías que resultan poderosas en lo medios. Si pensamos en los 60, digo, no soy un experto del tema, pero si recordamos que entonces se veían imágenes de los tiempos de guerra, fueron fotos de atrocidades que repercutieron directamente en los movimientos de protesta contra la guerra en Vietnam. Creo que la gente responde a las imágenes y que estas pueden ser extremadamente poderosas y generar conciencia en el público.

Emi: Me imagino que tienes bandas favoritas. ¿A cuáles te gustaría fotografiar? O ¿A qué públicos? ¿Quizá algún concierto famoso?

NZ: Preferiría fotografiar al público, o lo que sucede detrás del show, a finales de los ochenta, 86, 87. Eran tiempos muy locos.

Mel: Como músico, ¿Te sientes incómodo cuando la gente toma fotos y no disfruta del show?

NZ: Sí. Creo que muchos músicos se sienten igual. Digo, no puedes estar en el escenario y enojarte con alguien por tomar una foto, ¿sabes? Pero se pierden de la experiencia y de la conexión con el músico que está tocando. Supongo que las fotos están bien, pero tomar video ya es demasiado. Sobre todo porque la persona detrás de ti no puede ver nada… 20 o 30 segundos quizá estén bien, pero al final te pierdes la experiencia del show en vivo. Tener contacto directo con la gente es lo mejor.

Emi: ¿Identificas tu trabajo con el de algún fotógrafo famoso?

NZ: Justamente estaba platicando con alguien antes sobre esto… Hay una artista francesa, Sophie Calle. Es increíble. Y de fotógrafos clásicos, estoy quizá entre Kojak y Robert Frank. Me identifico con ellos porque soy más bien un artista que toma fotografías, a manera documental.

Emi: ¿Cuál es tu trabajo favorito de Sophie?

NZ: Me gusta mucho su trabajo…De hecho hay dos obras de ellas que admiro mucho: el trabajo en que documenta a gente durmiendo en su cama y otra serie muy divertida en que decide seguir a un extraño como si fuera espía, con su cámara. (risas)

Mel: ¿Crees que la fotografía ha cambiado la manera en que usamos la memoria?

NZ: Si…

Mel: Me refiero a que ahora ya no podemos tener un recuerdo sin decir “ah, tengo una fotografía de ese momento”. ¿Cambiará nuestra manera de ver el mundo o ya lo ha hecho?

NZ: Bueno, definitivamente no soy un experto en este tema pero es verdad que las sociedades y la cultura han cambiado por esto que explicas. Tengo sentimientos encontrados, creo (risas) Por un lado, la idea de una cultura visual, como un imaginario visual colectivo me emociona mucho. Me encanta que la gente pueda mostrar aspectos de su vida de una forma visual. Todos tenemos el deseo de mostrar lo que hacemos. Por otra parte, nos hemos vuelto muy dependientes de ello, personalmente yo documento y uso la fotografía para ayudarme a recordar, porque tengo muy mala memoria. Soy tan culpable como cualquiera…No se cual sea la respuesta exactamente, pero si opino que debemos pensar mejor sobre qué decidimos fotografiar.

Mel: ¿Hay algún tipo de foto que odies, como las fotos de comida?

NZ: Pues no creo que pueda criticar eso, porque me he descubierto a mi mismo tomándole fotos a la comida (risas). Algunos de mis amigos son chefs, y con las fotos muestran su arte a otras personas. ¿Fotos que odie? Creo que ninguna, realmente.

Emi: ¿Qué buscas cuando estás detrás de la cámara?

NZ: Me gusta escabullirme, descubrir el ritmo de la gente y cómo se mueve es muy divertido. Como no soy muy alto es fácil para mi encontrar un espacio entre la gente y fotografiar todo desde allí. Cuando era joven me encantaba hacer eso, como predecir cuando alguien iba a hacer algo raro o loco y documentarlo. Busco un momento especial en cualquier contexto, algo bello, único, raro, o especial que me atraiga de alguna forma particular. Pasa lo mismo con la música.

Su exposición se encuentra en el Centro cultural Panteón, en Donceles 66, Centro Histórico, CDMX hasta el 1 de abril. La entrada es libre en los horarios de lunes a viernes de 12:00 a 19:00; sábado de 13:00 a 20:00 y domingos de 11:00 a 17:00.

 

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar