Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios

Disclosure: un debut sobrevalorado

20 Ago
disclosure
Previa

Desde hace meses venimos escuchando grandes cosas acerca de Disclosure, un  dueto inglés de DJ’s  que de la noche a la mañana se convirtió en uno de los actos electrónicos más famosos de la actualidad con apenas algunos EP’s en su discografía, sin embargo hay veces en las que es más el ruido que se hace alrededor de un grupo o banda que lo que en realidad ofrece, sin que esto signifique que el trabajo sea malo o pobre, simplemente no corresponde a la expectativa generada por el público y los medios y este es uno de esos casos.

“Settle” es el nombre del álbum debut de los hermanos Lawrence, un trabajo muy bien producido que cumple con su cometido: hacer bailar todo el tiempo y mantener al público ambientado. Sin embargo, este plato tiene un punto enorme en su contra, y es que a pesar de contar con temas magníficos como “White Noise”, “F For You” y “When a Fire Starts to Burn”, una vez que el disco concluye se vuelve perfectamente olvidable. Es un disco que no se vuelve adictivo y que tampoco deja una huella honda en el escucha, de esos álbumes que sirven a la perfección para ser usados en una caminata o en una sesión de aerobics y de ahí pasa a formar parte de la colección de discos hasta que de nuevo se requiere música para ambientar una pequeña reunión o cuando el propósito de hacer ejercicio vuelve a tener vigencia.

El ritmo del disco es bueno, las canciones son agradables y las colaboraciones fueron acertadas, sin embargo el conjunto de piezas no logra tener identidad propia, es el collage de viejas glorias, de noches de rave noventeras que sirve para revivir un momento que posiblemente varios de nosotros ni vimos y que solo conocemos por los cuentos e historias de aquellos que estuvieron presentes en ese entonces. Sin temor a equivocarme puedo decir que nuevamente hemos sido víctimas del hype, de la exageración desmedida al mostrar a este dueto como la nueva joya de la escena electrónica cuando lo que nos entregan es un disco que en menos de un año tendremos sin tocar y arrumbado en los archivos de nuestra biblioteca virtual.

Como debut es un material bueno a secas: cumple como carta de presentación ante los ojos del mundo, pero si de verdad quieren trascender deberán esforzarse mucho más e imprimirle un sello único y característico a su obra, así como encontrar una identidad propia y hacer sentir su presencia en la escena electrónica. Por ahora solo nos resta seguir yendo a tiendas departamentales y desfiles de moda para escuchar “Settle” constantemente en espera de algo mejor por parte de Disclosure en próximos meses.

Por Frank Ramírez

[fbcomments]

Regresar