Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios


Digital contra físico: el cuento de nunca acabar

31 Jul

Un tema que no deja de resultar polémico es la manera en la que nos hacemos de música en estos días, ¿digital o físico? Es el eterno dilema que nos invade, muchos de nosotros consumimos música de manera digital mientras que otros más deciden hacerlo a la vieja usanza, comprando CD’s o en el mejor de los casos vinilos. Sin embargo en los últimos meses he sido testigo de todo tipo de declaraciones absurdas que desacreditan la descarga de contenido de manera legal en plena época digital.

digitalism-weave-mirror

Posiblemente no lo sepan (incluso yo no lo sabía hasta hace un par de semanas) pero el pasado mes de abril iTunes Store cumplió 10 años de haber sido lanzado, un tiempo considerable en el que hemos visto cambiar la manera en la que consumimos contenido multimedia, mucha gente ha sabido adaptarse mientras que otros tantos pareciera que viven en el oscurantismo, pensando que todo aquello que es descargado es por ende ilegal. Comentaría algunas cosas que he leído al respecto pero sería desviarme demasiado del tema, solo basta con comentar que hay quien falsamente cree que si no se tiene un álbum de manera física no cuenta y que estás atentando contra el artista y la industria.

En fechas recientes he visto una infinidad de ediciones de lujo en formato físico que son verdaderamente envidiables: box sets, bundles, ediciones súper limitadas, etc. Aunque siendo analíticos, todas estas versiones están más enfocadas hacia los coleccionistas, son ediciones que todo fan de hueso colorado buscará obtener a como dé costa y que solo ellos serán capaces de invertir cantidades desorbitantes por el tan codiciado ítem. Por su parte, la descarga también tiene sus ventajas y exclusivas, dos ejemplos claros de esto son el remix de Carl Craig del tema “Hurting” de Friendly Fires y “Heaven” en su versión acústica por parte de Depeche Mode, ambas piezas jamás han sido publicadas en formato físico y en el segundo caso fue una versión especial que solo pudo obtenerse al hacer el pedido anticipado del álbum. Todo esto nos recuerda de manera muy sutil lo siguiente: ¿qué es lo que compramos? ¿Música o artículos coleccionables? ¿Cada cuando hojeamos un booklet? Las respuestas las tiene cada uno de nosotros.

Ambas maneras de consumir música son válidas, tienen su encanto y al mismo tiempo tienen sus contras, lo indispensable es saber que ninguna es mejor que la otra, al final del día se trata de pagar la música y consumirla de la manera que a cada quien le parezca mejor: ya sea gastando hasta el último centavo de nuestros ahorros en esa edición híper ultra limitada o llenando discos duros de álbumes como si no hubiera un mañana o ¿por qué no? Una mezcla de ambos, el chiste es disfrutar de este bello placer que es la música… y usted ¿qué prefiere?

modern-love

Por: Frank Ramírez

 



Regresar