Sintetizadores y sistemas modulares en el debut de Soona con su sencillo ”Moonlight Train”

Artists to Watch

Se inaugura MUFO (Museo del Futuro)

Tech & Gadgets

She Past Away dará un show exclusivo vía streaming presentado por Foro Indie Rocks

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Aniversarios


“Aleph” de Gesaffelstein: techno oscuro de etiqueta

29 Nov

2013 ha sido un año plagado de regresos de bandas y músicos legendarios y consumados, sin embargo también ha surgido una infinidad de músicos debutantes que nos sorprendieron con álbumes debut impresionantes, algunos de ellos nos tomaron por sorpresa mientras que otros eran esperados con ansias desde algunos meses atrás, es en esta última categoría que entra el álbum debut del DJ y productor francés Mike Levy, mejor conocido como Gesaffelstein.

aleph
“Aleph” es el nombre del flamante primer LP de Gesaffelstein, un material que era esperadísimo por los amantes del techno y del que se tenían grandes expectativas, mismas que desde que tuvimos la oportunidad de escuchar “Pursuit”, el primer sencillo de este álbum, fueron a la alza al mostrar un poderío sonoro y lúgubre, incluso perturbador a momentos gracias a un vídeo soberbio en el que se representa la continua búsqueda de poder que el hombre emprende a lo largo de su vida. Fue después de haber lanzado varios EP, colaborar en el extraño “Yeezus” de Kanye West y lanzar dos sencillos promocionales que Gesaffelstein entrega su exquisito “Aleph”, un disco que nos deja ver una faceta diferente a la que Levy nos había acostumbrado, lo que termina por ser un factor sorpresa muy interesante por parte de Gesa y que nos muestra que el llamado Príncipe Oscuro del techno es más que beats y ritmos endemoniados.
Lo primero que se nota en “Aleph” es el trabajo a conciencia que Gesaffelstein realizó en cuanto a la producción se refiere, no hay ni un solo detalle que se pueda reprochar o algo que denote algún descuido por parte de Levy, todas y cada una de las piezas que conforman este álbum son cortes que brillan por sí mismos y que logran una cohesión magnifica cuando este “Aleph” se escucha de principio a fin. En este álbum debut podemos encontrar techno poderoso, cortes minimalistas e incluso algo de hip hop, algo que posiblemente le aprendió a Brodinski y que logra hacer de manera soberbia, impregnándole su sello. Desde los primeros beats de “Out of Line”, Gesa deja ver que en este material hay mucho más que solo techno para la pista de baile, es así que “Hellifornia” se convierte en el caballo negro del álbum, un tema que nadie esperaba escuchar por parte de Gesaffelstein y que termina por convertirse en uno de los cortes más impresionantes de “Aleph” sin que sea un tema que se salga de la temática o atmósfera del disco como conjunto.

gest
Para sorpresa de muchos, en “Aleph” los ritmos lentos y atmósferas oscuras y tenebrosas predominan por encima de los cortes en los que el beat incita al baile casi de manera hipnótica, y son justamente las piezas lentas y detalladas en producción las que muestran una faceta aún más interesante de Gesaffelstein, una faceta que apenas se pudo ver en un par de colaboraciones que salieron meses antes de su álbum y que no hacen otra cosa más que dejar en claro que lo de Gesa es pura elegancia y etiqueta sonora, no es el DJ y productor que abusa de ritmos rápidos y beats incisivos, es un artista en toda la extensión de la palabra que actúa como un maestro de ceremonias oscuro, un sujeto que reconoce el timing perfecto para soltar el arsenal o para meterse a fondo en la creación de texturas sonoras, un ejemplo claro de estos dos casos son “Aleph”, “Piece of Future” y “Trans”; Las dos primeras son piezas en las que el deleite no proviene de escuchar un ritmo acelerado o un beat contundente, sino de la producción a detalle y minuciosa que Gesa realiza, mientras que “Trans” es un corte techno impecable en el que no se encuentra ningún defecto, cada beat está en el lugar correcto y cada distorsión y sintetizador suenan de manera imponente, haciéndose una auténtica adicción al momento, un tema que está destinado a convertirse en uno de los momentos cumbre de cada presentación de Gesaffelstein junto a temas clásicos de su repertorio.
En resumen, “Aleph” es un disco que convence y enamora debido a lo variado y rico de su contenido, no es un álbum que solo se enfoque en disparar beats, es un disco que demuestra de nueva cuenta que un DJ puede ser versátil y entregar piezas poderosas como temas minuciosos y bien trabajados de igual calidad y grandeza, lo que termina por demostrar que las ideas de Gesaffelstein no solo se centran en destrozar pistas de baile, lo que nos hace pensar y creer que lo mejor de Mike Levy aún está por venir y que, a pesar de llevar años en el circuito techno parisino, esto es apenas el comienzo de una carrera destinada a grandes cosas, la carrera del Príncipe Oscuro del techno.

Por Frank Ramírez/ @FranzRamz



Regresar