Seagit Arc 25TH Anniversary: 8 horas de de música sin parar

Band to Watch

¡Skullcandy abrirá su propio estudio muy pronto!

Tech & Gadgets

Seagit Arc 25TH Anniversary: 8 horas de de música sin parar

Eventos

Nocturne 1 y 2: Intensas noches con una panorámica de la creatividad digital

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos

Suntuoso y elegante. Así fue Max Cooper en Normandie.

21 Ago
Previa

La combinación perfecta entre la electrónica con melodías y ritmos abirragados de Max Cooper que se mezclaban al unísono con compases que fueron liberando las ganas de bailar de los asistentes que a pesar de la noche lluviosa y una larga fila de acceso que vislumbraba un sold out llenaron de energía el Foro Normandie.

Cabizbajo con un set lleno de groove y sobre todo muy enérgico marcaría la pauta desde muy temprano de lo que sería la noche.

Muy querido y bien despedido por el público, Cabizbajo cedió el control de la música a Rubinskee que no tardó en suministrar buenas dosis de bajos que fueron tomando forma con arreglos discos y mezclas punzantes características en el live del productor capitalino.

Pasadas las 2 am, la silueta del Irlandés que preparaba un set up híbrido con CD players un controlador MIDI que dispararía secuencias en su sesión de Ableton Live apareció en el escenario.

La sesión fluyo de menos a más, con un control, concentración y ejecución impecable.

Mezclas que parecían poco probables a la vista sonaban con elegancia en el sistema de sonido. Alrededor de las 3 y media de la madrugada la música ya era incesante, llena de sonidos y ritmos techno que por un momento fueron eclipsados por un track largo y ambiental de Nils Frahm que marcó una pausa que serviría de aliento para seguir bailando hasta pasadas las 6 de la mañana.

El ambiente, la música y el vigor del público dentro del lugar parecían desaparecer el tiempo.

Sin duda una noche perfecta donde pudimos ser testigos de la capacidad del Irlandés para mezclar música electrónica que trasciende la pista de baile.

Foto documentación por Keroz. 

 

 

 



Regresar