Marat: Música suave, tranquila y melancólica

Band to Watch

Así se produjo el místico sonido para Stranger Things

Tech & Gadgets

SINxCENSURA presenta Bloody Mary

Eventos

Una noche agridulce junto a Belle And Sebastian en Frontón México

Reseñas

‘Música, baile y amigos’: tres años de Dance Your Name (DYN); entrevista y mix por Fig

MyMixTapes

Mecanico te llava al Tomorrowland. ¡Participa!

Gifts & Promos


Distrito Global presentó: Cinta Negra III con JUAN ATKINS

12 Dic

La importancia de Cinta Negra III radicaba en poder disfrutar una selección de techno por Juan Atkins, quién lleva más de 30 años empujando las fronteras del género, y presenciar a un verdadero maestro Cinta Negra entender este tipo de fiesta y cómo ha sabido mover al público desde el origen mismo del techno.

Mooi Collective ya retumbaba con la profundidad del sonido que salía del sistema de sonido Void Acoustics. Una profunda lección de techno iba a salir por esas bocinas a lo largo de la noche. Comenzaban ya los beats del talento local local, con White Visitation. Con lanzamientos en sellos aclamados como: L.I.E.S., Dog in the Night, and Blank Slate, el productor y DJ demostró su recorrido con una selección que pasó desde disco, al house de vanguardia. Supo guiar la noche para dedicar el final de su set a techno de peso industrial, para dejar la pista preparada al genio de Detroit.


Dentro del público, como un asistente más, sale un hombre de mediana estatura, con gorro negro y vestido del mismo color. Pasa por un lado de la multitud sin interrumpir su paso tranquilo, lleva consigo una maleta pequeña con algunos discos en vinilo. Pocos se dan cuenta a su paso que el paso sencillo de este hombre, ha recorrido en paralelo la historia del techno, música a la que ayudó a dar fundamento y ha estado siempre nutriendo.

Con la misma tranquilidad, se sube al escenario, donde White Visitation ya tenía caliente el ambiente y lo saluda. Pasados dos tracks se apodera de las tornas y el cambio se revela abrupto. No es en el volumen propiamente, ni en el estilo de la música, pero hay algo que llena y da mucha potencia a todos los elementos que constituyen sus primeras mezclas. Rápidamente el maestro decide que es hora de ir para arriba con la música y después de tres tracks ya nos tiene a todos inmersos en un trance colectivo con percusiones groovies sumidas en las poderosas líneas de bajo que han caracterizado al maestro de la ciudad motor.

Hundido en ese mismo trance que se crea entre intérprete y público, mueve las manos sobre el mixer como si no viera. Palpa de la misma manera que hace un ciego sobre una superficie que desea entender. Lo particular es que Atkins, con la cara completamente inexpresiva, mueve las manos dentro del mixer con naturalidad o rodando el vinilo dentro de la aguja: está en casa. Lleva más de 30 años haciendo exactamente eso y sabe perfectamente lo que hace. Y lo demuestra desde lo que se oye, la percusión de una rola da paso a una perfectamente coherente después, y después y después… de repente un break en un momento perfectamente necesario. Su hilo conductor en las mezclas logra hacer perder la noción del tiempo a toda la gente presente.

Después de varios años la espera valió la pena. El fundador mostró qué, no solo domina el arte y conoce los trucos, sino que él mismo los pensó y ejecutó en un primer momento. Atkins mostró a la Ciudad de México por qué puede cargar la palabra “originador” sin mayor peso. Es un pionero y es padre fundador de un arte que nos llena el alma cada fin de semana. Gracias maestro.

Cortesía de Distrito Global

Danos Like para recibir updates en Facebook al instante.


Regresar